5
(19)

La guía completa para elegir el mejor nicho de mercado para su negocio: 6 consideraciones y 9 tipos de nichos de mercado.

¿Por qué es importante elegir un nicho de mercado?

¿Quieres tomar el control de tu propio futuro? ¡Puedes hacerlo!

Hay muchas maneras de empezar tu propio negocio, e Internet es una de las mejores formas de empezar.

Al iniciar tu propio negocio, es crucial elegir un nicho de mercado que corresponda y se alinee con nuestros objetivos, capacidades y conocimientos. De esta manera, podrás concentrarte en lo que sabes hacer mejor para que la empresa funcione.

Los nichos de mercado son relevantes porque permiten que las personas centren su energía en un área específica de interés, ya sea en términos de producto o servicio.

En este artículo veremos tipos diferentes de nichos. También veremos las razones a considerar por las que elegir un nicho de mercado es tan valioso para el éxito de un negocio.

Piloto automático o dedicación constante.

Pero antes de centrarme en los diferentes nichos, vamos a ver los dos tipos de negocio por internet.

Estos son los que funcionan en piloto automático y los que requieren una dedicación constante.

Es fundamental comprender la diferencia entre estos dos tipos de negocios en línea.

Con un negocio en línea que se ejecuta en piloto automático, no tendrás que hacer ningún esfuerzo adicional.

Un negocio que requiere dedicación constante requerirá más tiempo y esfuerzo, por lo que será mejor si eres un experto o tienes conocimiento del nicho específico.

Negocios que funcionan en piloto automático.

Este tipo de negocios se crean para producir ingresos pasivos en los que no es necesario gastar mucho tiempo o dinero para que crezcan.

Son capaces de generar ingresos pasivos de forma automática.

Para tener éxito deben cumplir 3 reglas:

      • Que resuelva una necesidad existente. Muchos negocios en línea fracasan porque se guían por una “intuición” en lugar responder a una necesidad real. La razón por la que es vital validar tu idea primero es porque puede parecerte innovadora e interesante, pero eso no significa que sea lo que la gente realmente quiere o necesita.
      • Que sean perfectos para poder automatizar tareas, óptimos para poder automatizar los procesos.
      • Que sea escalable. O sea, un negocio en el que puedas aumentar tu facturación sin aumentar excesivamente los costes, de tal manera que estos no consuman los beneficios.

Negocios que requieren una dedicación.

Son en los que requieren de una dedicación constante para obtener beneficios y los negocios más populares en Internet.

¿Cómo encontrar el nicho adecuado para su negocio?

La elección de un nicho es uno de los pasos más importantes en la construcción de un negocio en línea.

Necesitas encontrar un mercado en el que tengas experiencia, pero también uno al que puedas aportar valor.

Una vez que te hayas decidido por el tipo de negocio, hazte estas preguntas:

1. ¿Qué te gusta? ¿Cuáles son tus aficiones? ¿A qué dedicas tu tiempo libre?

Elige un nicho que esté estrechamente relacionado con tus intereses personales. Debe ser algo que te apasione y conozcas. Esto te ayudará a mantenerte en él durante más tiempo, lo que es vital cuando empiezas.

Si vas a tener que estar trabajando durante años en una línea o diversas líneas de negocio, mejor que sea sobre algo que te guste al que puedas aportar valor.

2. ¿En qué eres bueno?

Deberías elegir un nicho que se adapte a tus puntos fuertes y a tus pasiones. Tendrás mucho más éxito si eres capaz de hacer algo que te resulte fácil en lugar de esforzarte en algo que no es de tu agrado.

Recuerda que no es necesario ser un experto en un tema para empezar un negocio porque este es el miedo que frena al 99% de emprendedores digitales. Nadie nace aprendido.

Al principio no va a ser rápido encontrar una masa crítica suficiente de clientes, ni de lectores como para que sea imprescindible saberlo todo.

Y para cuando empieces a crecer en audiencia y clientes, te habrás tenido que informar tanto sobre tu temática que probablemente sepas más que el 99% de tus potenciales clientes.

Ten siempre presente que es posible que lo que a ti te parece evidente, para un profano en la materia no lo sea tanto.

3. ¿Puedes cubrir una necesidad?

Porque esa es la clave de cualquier negocio, cubrir una necesidad.

No te plantes comercializar algo u ofrecer algún servicio porque nadie lo está haciendo, ni porque hayas oído o intuido que puede ser una apuesta de futuro.

Investiga un poco sobre tu público objetivo antes de elegir un nicho. Averigua qué es lo que necesitan y cómo quieren que se lo entreguen, para que cuando se encuentren con tu proyecto sientan que ha sido enfocado solo para ellos.

El trabajo constante y la profesionalidad son tus mejores armas y, si ofreces un buen servicio, tienes muchos puntos para poder desarrollar tu actividad como una apuesta de futuro firme.

4. ¿Quieres construir una marca personal o de empresa?

Construir una marca personal o de empresa es una parte importante del marketing que puede abrirte un sinfín de nuevas oportunidades. En ambos casos es importante trabajar para aumentar tu visibilidad, con valores que sean importantes para ti y que permitan empatizar con los valores de la audiencia que estás buscando.

¿Cuáles son los valores de mi empresa?

Tus valores personales y los de la empresa pueden ser diferentes, pero deben estar en consonancia entre sí. Son la base de lo que te hace único como propietario de un negocio.

Has de trabajar igualmente para que la marca de empresa sea reconocible con los valores que te interese. De este modo, cuando la gente piense en tus productos o servicios los asociará automáticamente con esos valores.

En los dos casos, el objetivo es el mismo; estar presente en la mente del consumidor de tus productos o servicios que, al fin y al cabo, es el objetivo fundamental del marketing.

5. ¿Cuál es tu soporte favorito?

¿Con qué medio te sientes más cómodo para comunicar tu mensaje?

Básicamente existen tres:

  • Texto

Podría decirse que la palabra escrita es el medio más poderoso para comunicar un mensaje. Tiene un efecto duradero en el lector al proporcionar contexto y explicación. Sin embargo, con el uso de la tecnología moderna, este poder está siendo desafiado, por lo que se puede llamar ‘La Imagen Escrita’.

  • Vídeo

Actualmente, es de las formas más poderosas de comunicar tu mensaje. Los videos pueden aprovechar las respuestas emocionales, que pueden ser más convincentes que el texto. Con un video, tienes la capacidad de mostrar a los clientes exactamente lo que pueden esperar y emocionarse antes de que realmente hagan esa compra que tanto anhelas. Y no hay que menospreciar el apoyo que se recibe el video por parte de los algoritmos de las redes sociales para fomentar su virilidad.

  • Audio

El audio es una forma de comunicación que le permite compartir su mensaje con cualquiera que pueda escucharlo. También brinda la oportunidad de comunicar mensajes más complicados de una manera más comprensible, y sin la necesidad de estar pendiente de una pantalla.

Tú decides, … o no, y aprovechas los tres formatos. “Maldita multimedia”, je, je, je.

6. ¿Quieres construir un negocio online a largo plazo?

Si quieres un negocio por internet que perdure en el tiempo, elige algo que tenga poder de permanencia, algo que la gente siempre necesite.

Si es posible, trata de evitar los nichos en los que las tendencias cambian rápidamente para que tu contenido no quede desfasado con rapidez.

Una vez más, la clave está en investigar.

Y te recomiendo encarecidamente que si quieres asegurar la viabilidad de un negocio a largo plazo, trabajes en tu página web o en un blog propio.

Tenlo claro, el núcleo de tu negocio es tu web, que es lo único que podrás gestionar siempre como algo enteramente tuyo. Puedes cambiar el servicio de alojamiento, el gestor de contenidos, el diseño, la orientación… pero el dominio y el proyecto serán siempre tuyos.

Tu proyecto web, entre otras muchas cosas vinculadas al marketing y al trabajo de marca, es una de las fuentes básicas del remarketing. Si no dispones de estrategias de remarketing, no aprovecharás todo lo invertido en visibilidad y limitarás tus estrategias, con lo que estarás siempre en clara desventaja con tus competidores.

Las redes sociales han de ser eso, redes donde poder socializar y captar a tus clientes, pero no la base de tu negocio. Entre otras cosas porque no son tuyas y su negocio son nuestros datos, un negocio de otra índole con otros objetivos y otras normas.

Basar tu proyecto en Internet en objetivos y normas de terceros, mal asunto, ¿no crees?.

Nicho de mercado para tu negocio online

Tipos de Negocio

Espero que todo lo visto hasta ahora te haya servido para reflexionar, y estar en mejor situación para ver los diferentes negocios que puedes iniciar en Internet y facilitar tu decisión:

Empresa de Servicios.

Profesionales como psicólogos, terapeutas, orientadores, entrenadores personales, formadores, consultores, nutricionistas, abogados, copywriters, etc. son los ejemplos que más encontramos en la red.

En la era de las redes sociales, tener presencia en línea es esencial para todos. Estas se han convertido en el principal medio para que las personas se enteren de productos y servicios

Puede que vendas tus servicios online o simplemente que utilices tu site, tu página web, como tu escaparate online. En los dos casos es muy interesante disponer de un blog para generar contenido relacionado con tu sector.

Para asegurarse de que las personas sigan regresando a su sitio, es importante publicar contenido nuevo regularmente para que las personas tengan algo nuevo que ver cada vez que lo visiten.

El contenido de valor es una de las maneras con las que podemos llegar a nuestros clientes potenciales, contenido que refleje tus intereses, tus valores. Contenido que genere conocimiento y, sobre todo, que responda a las inquietudes de tus clientes.

Este contenido debe ser la gasolina que alimente tus redes sociales.

En este modelo de negocio la confianza es fundamental. Tu marca personal o la marca de empresa debe estar bien trabajada, ya que es vital para la continuidad.

El principal problema de este modelo de negocio es que no es muy escalable, pues el tiempo y los costes que lleva ofrecer el servicio no varían y hay que satisfacer a cada cliente de forma individual.

Los eCommerce o Tiendas Online.

Este es el otro modelo de negocio más habitual en la red. Es una de las formas más rentables, y dispone de varias modalidades.

En términos generales, no requieren una gran inversión de inicio. Sobre todo si ya partimos del mismo tipo de negocio tradicional.

En este sentido, nos encontramos con varias posibilidades.

He visto negocios online en que el comerciante utiliza únicamente el perfil de sus redes sociales para vender.

Con unos costes mínimos y sin necesidad de tener una web, se encargan de conseguir muchos seguidores de sus productos, por medio de publicaciones, fotos, publicidad etc. Utilizan las posibilidades que ofrecen las diferentes redes sociales para gestionar sus ventas.

Particularmente, entiendo que en este tipo de negocio tiene que haber detrás una tienda física y que utilice las redes sociales como complemento a su actividad diaria.

Por otra parte, considero que no es muy aconsejable dejar en manos de terceros tu marca y tu negocio, ya que estas aplicaciones que utilizas no son tuyas. Insisto, ya sé, pero es que en mis mentorías y actuando como consultor cada vez me he encontrado más este modelo de negocio; “yo ya vendo por Instagram”.

Ten en cuanta que las redes puedes cambiar, modificar su política, o simplemente desaparecer.

Y lo más importante, las bases de datos que utilizas para la gestión de tus seguidores y potenciales compradores, no son tuyas, son de la aplicación.

No sé. Si no hay una tienda detrás física, yo no compraría nunca a una cuenta que puede haber sido creada por cualquiera a no ser que el riesgo sea muy poco. Las que me generan más confianza son aquellas que disponen de un dominio. Detrás de ese dominio, hay alguien que ha pagado y, a las malas, alguien a quien reclamar.

En este sentido, tampoco me generan confianza las cuentas de correo de Gmail, Hotmail, Yahoo, etc. Si no han podido invertir en un dominio y en tener sus cuentas de correo corporativas (con costes desde 30 a 90 € anuales), poca consistencia veo yo.

O peor aún, denotan un gran desconocimiento del medio y, por lo tanto, me genera poca garantía al plantearme que tipo de los servicios que puede prestar a través del mundo online.

Es obvio que, si has de dar de alta un dominio, un servidor de hosting, montar una tienda online tendrás más gastos. Esto lo traduzco en más interés por hacer las cosas bien, por trabajar un proyecto de largo recorrido y, por lo tanto, en generar confianza. Y, puestos a elegir…

Lo mejor de todo de las tiendas por internet, es que puedes automatizar bastantes procesos de la compra, es decir, no necesitas un empleado que esté atendiendo al cliente porque la web se encarga de eso.

Si trabajas con productos físicos, la cosa se puede complicar a la hora de montar el negocio, ya que has de contar con la logística necesaria para poder entregar el producto en la dirección del cliente. La gran proliferación de este servicio de entrega ha hecho que cada vez podamos encontrar más empresas de servicios a las que acogernos.

El hecho de tener producto físico puede hacer que nos obligue a contratar espacio de almacenamiento. Por eso muchos de estos negocios parten de un comercio tradicional.

Productos digitales.

Es bastante habitual encontrar negocios online que ofrecen este tipo de productos.

Son productos descargables como pueden ser la música, los libros, software de gestión, de edición de vídeo, videojuegos, etc.

También encontramos muchos infoproductos, productos de información.

La empresa “empaqueta” su conocimiento para resolver un problema de quien lo compra. Es decir, gracias a tus conocimientos en algún campo, generas contenido digital y lo vendes.

Lo bueno de este tipo de venta es que, una vez has creado el producto, es escalable y no tienes que estar presente en el proceso de compra.

Por supuesto, todo aquello que trates ha de ser de calidad. Antes debes probarlo tú, o estar seguro de su calidad, ya que en estos casos el valor de la “confianza” es fundamental. Ten en cuenta que con ello te estás jugando tu reputación y el valor de tu marca.

Es una opción viable pero quizás difícil de montar y con mucha más competencia.

Afiliación.

Los programas de afiliación son uno de los modelos de negocios online más extendidos y rentables que hay, pues no requieren de inversión previa y tampoco conllevan gastos de logística, de posventa, ni de producción.

También se elimina la atención al cliente.

Vamos, ¡un chollo!.

Pero ¿en qué consiste el marketing de afiliación?

Consiste en vender productos de terceros y llevarte una comisión por ellos. Y esto no es tan sencillo.

Necesitas un sitio web, un blog o una tienda en línea con muchos visitantes para ser rentable. La confianza en la marca adquiere una importancia vital, ya que es esta la que explica, compara o recomienda un producto o servicio. Has de trabajar para convencer y aclarar a los clientes potenciales de los beneficios de los productos o servicios de terceros.

Las comisiones pueden variar bastante según el tipo de producto y vendedor.

A modo de ejemplo, para productos como cursos online, las comisiones rondan el 30-50 %, mientras que para productos de electrónica suelen estar alrededor del 5 %.

Aunque al principio deberás invertir bastante tiempo y esfuerzo para generar un alto volumen de visitas y reconocimiento, a largo plazo se puede convertir en un ingreso totalmente pasivo.

Autopublicar.

Hasta hace unos pocos años, publicar un libro o sacar un disco al mercado era una empresa bastante complicada.

Tenías que pasar si o si por las editoriales o discográficas que, debido a los altos costes de producción, distribución y demás que conllevaba el negocio, solo invertían en aquellos poyectos que les podía generar claros beneficios, o por los menos, no grandes perdidas.

A veces esto significaba que muchos escritores y músicos no tuvieran salida o que se limitaran a poder sacar al mercado ediciones con una tirada muy limitada de ejemplares.

Pero todo cambió con la aparición del formato electrónico.

En el caso del libro, hoy en día tan solo necesitas tener un archivo digital para publicar tu ebook, y dispones de bastantes plataformas online de venta de libros.

Si quieres autopublicarlo en formato físico puedes contactar con imprentas para que te haga una tirada, y trabajar con una editorial pequeña que te ayude en la distribución. Puedes optar por usar un servicio print on demand, donde solo se imprime el libro y se envía en el momento en que alguien hace un pedido (así te ahorras el coste de imprimir una tirada y almacenar el stock).

En el caso de la música, plataformas como YouTube, permite la visibilidad que antaño era imposible de conseguir.

Dropshipping.

El dropshipping es un método de envío y entrega de pedidos minoristas, en el que no es necesario que el vendedor tenga los productos en estock, en un alamacén, ni siquera que pase por sus manos.

En este formato de venta, trabajas con los catálogos de uno o varios proveedores. Tú te encargas de subir los productos a tu web y venderlos.

Cuando la tienda vende un producto, es cuando lo compras al proveedor que lo envía directamente al cliente.

Como comerciantes nunca vemos o manipulamos el producto, ya que nunca pasa por nuestras manos.

Si lo haces bien, puede ser un buen negocio. Pero para eso hay que pensar a largo plazo. Trabajar la marca para generar confianza, negociar con el proveedor tanto el margen de beneficios, como el que personalice el producto con tu marca (a nadie le gusta comprar en una tienda y que te llegue un producto de eBay).

De esta forma puedes establecer una relación adecuada con el cliente para que este no se pueda sentir estafado y para que te tenga en mente, como un sitio donde encontrar productos variados a buen precio.

Con esta modalidad, me he encontrado con “empresarios” que generan negocio quemando la marca y el mercado, y luego, si te visto, no me acuerdo.

Se dedican a localizar un “producto ganador”, con gran conversión en ventas, generan una “landing page” y encarecen el producto para sacarle beneficios de forma rápida.

Invierten grandes cantidades de dinero en publicidad y, una vez le han sacado rendimiento, desaparecen del mercado para trabajar con otro producto, otra marca, otra oportunidad de venta rápida y altos beneficios.

Esto suele generar clientes que se sienten engañados, genera desconfianza en la compra por internet y desafección en todo lo referente al comercio por Internet.

Cuidado con esto.

Suscripciones o membresías.

Los negocios online basados en suscripciones o membresías, son aquellos que ofrecen una web con contenidos restringidos y a los que se puede acceder a ellos mediante el pago recurrente mensual o anual.

Para este tipo de negocio requieres, si o si, de una comunidad potente para que sea rentable.

Las membresías que más podremos ver en Internet son en torno a la formación, donde podemos encontrar webs de formadores, centros de formación generalistas o específicos, formación en línea de universidades y portales como Udemy, Teachable, Hotmart, etc.

Publicidad (Ads – advertisement).

Hay varias plataformas que te ofrecen la posibilidad de generar ingresos en tu blog de contenidos.

Para implementarlo este sistema te has de dar de alta, ofrecer tu blog y, si te aceptan, poner los códigos de programación necesarios en tu web para que el sistema se encargue de mostrar los anuncios más relevantes para tus lectores.

Una de las características para que estas empresas acepten poner su publicidad, es tener un buen nutrido de visitas a tu web y que la temática que trabajes esté alineada con los intereses de estas empresas o que sea económicamente viable.

Así, de esta forma puedes implementar publicidad de PPC (Pago Por Clic), lo que significa que cada vez que un lector clique un anuncio en tu blog, tú recibes dinero (una parte).

Tú generas el tráfico y la plataforma muestra los anuncios que tienen más relevancia para tu lector y más probabilidad de que clique en ellos.

El coste del clic lo paga el anunciante, y el beneficio se reparte entre la plataforma y tú.

Una de las plataformas más conocidas es la de Adsense, la red de publicidad de Google. Incluye miles de potenciales anunciantes y es de las más potentes y extendidas.

En Google Adsense las temáticas mejor pagadas son las relacionadas con la formación ejecutiva, finanzas o la salud.

Los contenidos de desarrollo personal o simplemente informativos se pagan mucho menos.

Te puedes encontrar temáticas que con más de 300.000 visitas al mes generan 90 euros, o otras temáticas bien pagadas y con mucha demanda que se han posicionado bien en Internet y que facturan más de 2.000 euros al mes.

Anunciantes privados.

También tienes la opción, si tienes una web de una temática muy focalizada, de ponerte en contacto con empresas del sector para ofrecerles un espacio publicitario a cambio de un pago mensual.

Por ejemplo, si tienes un portal de información local, podrías contactar con empresas y negocios locales para ofrecerles la posibilidad de anunciarse en tu web.

En el caso de una publicación cuyo contenido estuviera relacionado con los viajes, podrías contactar agencias de viajes o guías privados para que se anunciaran en tu web.

Normalmente, los anunciantes suelen pagar por impresión, es decir, por la cantidad de veces que los lectores hayan visto esa página con publicidad.

En estos casos el volumen de tráfico de tu web es el condicionante para rentabilizar tu trabajo, ya que, a más tráfico, más dinero podrás pedir por ello.

Ya ves, hemos visto que hay una variedad de tipos de negocios en Internet. Todos ellos tienen sus propias características y beneficios únicos.

El tipo de negocio a emprender dependerá de tus habilidades y los recursos que tengas disponibles. El tipo de operación también dependerá de tu situación financiera y del riesgo que estés dispuesto a asumir.

Espero que todo lo visto haya sido de alguna ayuda y te permita tener más parámetros para tomar tus decisiones.

¿Te ha parecido interesante este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 19

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.

Abrir chat
1
💬 ¿Contactamos por WhatsApp?
Hola 👋

Intentaré responder lo antes posible. ¿En qué puedo ayudarte?